¿Qué es la memoria emocional?

Muchas personas creen que la memoria tiene que ver únicamente con las cosas que nos suceden. Con los recuerdos en sí, con las vivencias. Pero la memoria va mucho más allá de esto, y es que engloba también las respuestas fisiológicas y emocionales asociadas a las vivencias, a los recuerdos. Y de eso trata la memoria emocional que explicaremos en este artículo.

Sabemos que los recuerdos están impregnados de muchos detalles: del momento o la situación en cuestión, de las sensaciones asociadas, de lo que sentimos en ese momento, y hasta de lo que pensamos. Los recuerdos están bañados de todos estos elementos, y la emoción no se puede disgregar de ellos.

Conoce cómo se interrelacionan emoción y memoria a través de este tipo de memoria.

Memoria y emoción: ¿cómo se relacionan?

Todo aquello que vivimos de forma intensa, es decir, las vivencias con una gran carga emocional, se recuerdan mucho más que las vivencias que no nos hicieron sentir nada. Y es que la memoria está intrínsecamente unida a la emoción; a mayor emoción, mayor recuerdo. Esto sucede tanto con las emociones positivas como con las negativas (siempre y cuando sean intensas).

Además, otra causa que explicaría por qué recordamos más las vivencias emocionales, es porque tendemos a recordarlas con más frecuencia, lo que hace que los circuitos cerebrales encargados de hacer perdurar ese recuerdo, se refuercen. Es decir, cuanto más recordamos un hecho, más se refuerza ese recuerdo en la memoria (y más accesible es para nosotros).

Publicado en LA MENTE ES MARAVILLOSA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: