Estos son los 6 finalistas al Woolmark Prize 2021

El jurado de expertos asesores del Woolmark Prize, codiciado premio de la moda internacional lanzado por primera vez en 1953 y en cuya lista de galardonados encontramos figuras tan memorables como la de los diseñadores Yves Saint Laurent o Karl Lagerfeld, ha dado a conocer los nombres de los 6 finalistas de su edición de 2021. Seis jóvenes diseñadores emergentes, algunos desconocidos y otros cuyos nombres vienen sonando con fuerza desde hace ya algunos años, elegidos de entre los cerca de 380 aspirantes al premio que presentaron su solicitud a esta edición de 2021, y que pasarán ahora a competir por alzarse con el célebre galardón. Dotado con un premio de 200.000 dólares australianos para el ganador, y con 100.000 dólares para el que logre hacerse con el premio “Karl Lagerfeld” a la innovación.

6 finalistas de entre 380 aspirantes

Con ese mismo compromiso por dar visibilidad, proyectar y servir de soporte a las nuevas figuras de la moda internacional, tal y como viene haciendo desde aquellas y lejanas primeras ediciones del premio, el consejo de expertos de la edición de este año, compuesto por figuras como la supermodelo Naomi Campbell; Chizuru Muku, director en jefe de WWD Japón; Christian Arp, director en jefe de Vogue Alemania; Holli Rogers, director ejecutivo de Browns y Chief Brand Officer de Farfetch; o Sara Sozzani Maino, editora jefe adjunta de Vogue Italia; han seleccionado a esta lista de 6 finalistas, en la que encontramos nombres como el de Thebe Magugu, ganador del LVMH Prize de 2019.

De este modo, el jurado de expertos ha considerado merecedores finalistas y aspirantes al Woolmark Prize en su edición de 2021 al británico Matty Bovan, que concurre junto a su marca homónima; al diseñador franco-marroquí Charaf Tajer, que lo hace con su firma Casablanca; al austriaco-nigeriano Kenneth Ize, con su marca homónima; a la canadiense Marie-Ève Lecavalier, que participa de la mano de su marca Lecavalier; al sudafricano —y ganador del LVMH Prize de 2019— Thebe Magugu; y por último, a la británica Bethany Williams, que aspira a alzarse como vencedora del premio participando con su firma Bethany Williams London.

“Siempre he sentido que la educación, no solo la formal sino también la experimental, resulta fundamental para el crecimiento de cualquier marca, por lo que obtener acceso a la variedad de programas, seminarios y a todos los recursos” que facilita el alzarse como finalista del premio, “permitirá desarrollar el ‘back-end’ y la estrategia de mi marca”, explica Magugu; mientras que “las ventajas financieras que acarrearía ganar, me permitirían adquirir más maquinaria y generar más empleo dentro de mi comunidad local, que, antes del Covid, contaba con una asombrosa tasa de desempleo del 30 por ciento”.

“Significaría muchísimo para mí y para mi marca poder ganar el Premio Internacional Woolmark”, apunta por su parte Bethany Williams. Quien del mismo modo que Magugu remarca cómo “las tutorías y la asistencia financiera supondrán un recurso invaluable y realmente ayudarán a hacer crecer nuestra empresa de manera sostenible”.

Fuente: FashionUnited

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: